Historia

La familia Lorenzo procedente de Hellín y asimismo los propietarios de la cercana Finca Los Aljibes, adquirió La Galana poco tiempo después y están acometiendo una gran labor de mantenimiento y mejora de toda la finca, viviendas, flora y fauna, invirtiendo en naturaleza, paisaje y sostenibilidad.
Las perdices rojas, liebres, conejos, tórtolas y palomas torcaces comparten hábitats entre viñedos y cereales, con venados y jabalíes que hacen necesario el vallado de los mismos. En sus 850 hectáreas, la fauna y flora que encierra la galana es de una gran diversidad, pero siempre autóctona.